m rodriguez pastor,gabinete biosalud,perder peso,obesidad,celulitis,colesterol´triglicerido,acido urico,azucar alto,diabetes,higado inflamado
  Lacteos y derivados-M. Rodriguéz Dietetica Acupuntura
 

Lacteos y derivados

Lacteos y Derivados
Lacteos y derivados, la leche es un líquido blanquecino de tono opaco y de una densidad mayor que el agua y menor que el aceite, producida por las glándulas mamarias de las hembras aunque a veces también por los machos y que se constituye como una característica que diferencian a los mamíferos, su composición tanto física como química varía según su origen la grasa predominante de los lacteos superior al 90% son triglicéridos constituidos por ácidos grasos saturados, son diferentes al colesterol otra grasa, los triglicéridos suben los lípidos o grasas menos malos en sangre y siguen bajando los buenos al igual que el colesterol.

Las proteinas de la leche son la caseína, la albumina y las del suero y la lactosa su azúcar, con mayor frecuencia se observa la intolerancia a este azúcar, hasta Pascual se ha dado cuenta habréis observado que cada vez tiene más productos de origen vegetal, cuando los niños se quejan de la barriguita, lo primero que hacen los pediatras es eliminar temporalmente el consumo de leche y derivados, la tendencia a utilizar leches de origen vegetal como la de soja cada vez es mayor con ello evitamos las grasas y la lactosa, la soja es una legumbre rica en fitoestrógenos y proteínas vegetales, enriquecida tanto con vitamina A, B, E, D3 , los rayos ultravioleta del sol ayudan tanto a la producción como síntesis de vitamina D cuya función es fijar el fosfato de calcio proveniente de los alimentos tanto a  dientes como a los huesos, por lo que es especialmente recomendable para niños, en su mayor parte los derivados lácteos son   fermentos como los yogures y con la maduración de estos fermentos obtenemos los quesos y con el procesado mecánicos de la grasa de la leche se obtienen algunas mantequillas, en ambos casos la cantidad diaria de leche que podemos tomar  va en función de los derivados que consumas, es aconsejable tomarla tanto en desayuno como en la merienda.